miércoles, 31 de agosto de 2011

UTMB. 5 intentos, 5 historias.

5 veces he intentado ser finisher en la Ultra Trail del Tour del Montblanc y la verdad que con resultados tan dispares que creo que el tema merece una recapitulación, porque estoy empezando a pensar que existe algún tipo de maleficio que impide que yo termine esta mítica ultra trail de una forma satisfactoria. Antes que nada aclarar que de las 5 veces he sido finisher 2 veces, otras 2 he abandonado y en una ocasión ha sido cancelada la prueba aunque también se puede considerar como abandono ya que nos dieron la oportunidad de reanudarla horas más tarde y yo no tomé esa opción. Paso a relatar las cinco historias.

Año 2006
Acometo la prueba con la idea fija de hacer entre 30 y 32 horas. Marcho muy bien hasta el kilómetro 60 aproximadamente en el que me caí a un río a las 2 de la madrugada con temperaturas rozando el punto de congelación (0 grados). Y desde ahí fui padeciendo tiriteras hasta el kilómetro 111 en el que tomé la decisión de no continuar ya que lo de las tiriteras iba en aumento y además estaba empezando la segunda noche y estaba lloviendo con la perspectiva de estar así hasta la mañana siguiente.
Como digo tomé la decisión de abandonar porque me falló la fuerza mental para continuar. Luego más relajado me di cuenta de que podría haber parado a dormir un poco, recuperar el calor corporal y 3 ó 4 horas después continuar y haber terminado quizás en 36, 37 ó 38 horas. O 40 que ya me hubiese gustado, pero en ese momento no tuve la suficiente concentración como para tomar esa decisión.
Al día siguiente comprobé que por el tema físico hubiese podido continuar ya que de piernas y de físico en general me encontraba bastante bien.
Bueno, pensé, he tenido un poco de mala suerte pero tengo la convicción de que físicamente puedo hacerlo. El año que viene volveremos a intentarlo.

Año 2007
Año bastante triste para mi vida profesional. Después de un largo proceso de ERE, me vi en la calle después de 27 años en la misma empresa en la que trabajaba de directivo, con 49 años y muy pocas posibilidades de encontrar un trabajo parecido. De hecho el despido se produjo en Otoño del 2006 pero fue en 2007 cuando de verdad me di cuenta de la envergadura de la historia y empecé a sufrir sus consecuencias que aún duran y posiblemente me acompañen todo lo que me quede de vida.
Con esta perspectiva me voy a correr la UTMB habiendo hecho una temporada de pena, escasísima en entrenamientos y resultados y con la moral bastante baja.
Empiezo a correr y al cabo de no más de 30 kilómetros me doy cuenta de que aquello no funcionaba correctamente. Pero con el precedente del año pasado (El abandono), me dije: Tú de aquí no te vas, que te echen o que te saquen. Y con esas empezó el mayor calvario de mi vida. 36 horas de sufrimiento, dolor, ampollas, amagos de desvanecimiento incluso episodios de desorientación que fue como me encontró mi amigo Roque en el último control a 13 kilómetros de la llegada y que gracias a él conseguí ver por fin en 42 horas y pico. Por fin era finisher pero la sensación era agridulce por que había sufrido demasiado.
Resultado final: Una lesión en el tendón tibial que me tuvo 15 meses en el dique seco. Se trataba de una rotura longitudinal de 12 centímetros del tendón tibial anterior de la pierna derecha.
En esa ocasión la reflexión fue que era de esperar porque había entrenado poco. Volveremos a intentarlo.

Año 2008
Sigo lesionado del tendón tibial y no puedo participar.

Año 2009
Ahora sí. Esa era la mentalidad con la que aparecí en Chamonix. Había entrenado perfectamente, había tenido buenos resultados y tenía la moral bastante alta. Llego a Chamonix y a falta de 24 horas de la salida me pega una reacción alérgica que en cuestión de un par de horas me deja hecho literalmente una mierda. Esto me suele ocurrir con cierta frecuencia pero siempre en otoño o en invierno. Es de una virulencia espantosa y la única solución es combatirlo con antihistamínicos y reposando. Bueno pues este año me da en pleno mes de Agosto y justo antes de empezar la UTMB. Ya es mala suerte !!!.
Tomo la decisión de combatirlo con sobredosis de antihistamínicos que a veces me ha funcionado pero hay un “pequeño” inconveniente: A dosis normales estos medicamentes dan mucho sueño, no sé qué pasará cuando triplique o cuadruplique la dosis que es la única forma de que me encuentre un poco despejado.
Bueno empieza la carrera y ya llevo todo el día tomando el medicamento y parece que contrarresta muy bien los efectos de la alergia, únicamente me encuentro un poco como flotando pero creo que iré bien.
Llego a Courmayeur (Km 78) y voy muy bien sólo que un poco pesado de cabeza lo que voy solucionando a base de paracetamol e ibuprofeno. Y por descontado sigo tomando el antihistamínico (Ya he subido la dosis a una pastilla cada 2 horas en vez de las 8 recomendadas).
La Fouly Km 110 en 22 horas y pico. Esto va de maravilla, físicamente muy bien y la alergia pues aguantando, un poco dormido pero se puede decir que bien. Pero subiendo a Champex-Lac ya empecé a notar de verdad el efecto de los “somníferos”. Y a partir de ahí que además coincidió con la caída de la segunda noche aquello se convirtió en algo insoportable. Me dormía caminado, me caía, me daban mareos, perdía la visión, yo qué sé …. Perdí completamente la noción del tiempo y deambulé camino de la meta durante horas y horas hasta que por fin llegué hecho completamente un zombi en casi 41 horas. Había completado los primeros 110 Kms en 22:30 y luego los 57 restantes en 18:30.
Había sido finisher otra vez pero tampoco tenía una sensación plenamente agradable, aunque me quedaba la convicción de que físicamente podía, que lo que estaba ocurriendo eran siempre cuestiones “ajenas” a lo puramente deportivo. Había que intentarlo otra vez el año que viene.

Año 2010
Preparación satisfactoria, buenas sensaciones y además vengo con mi mujer y mis dos mejores amigos Clemen y Blas que vienen a animarme. Esta vez sí.
Nos dan la salida y en el km 21 nos dicen que la carrera ha sido cortada por peligro de tormentas y no sé qué historia de un glaciar que estaba a punto de reventar. Hay que joderse !!!. Empiezo a pensar que las brujas existen. ¿Pero cómo puede ser?. A ver qué historia nueva va a pasar para impedir que yo haga una UTMB en condiciones!!!.
Nos vamos al hotel a dormir donde llegamos a las 3 de la mañana y cuando me levanto a las 9:30 veo que tengo un mensaje en el móvil diciendo que la carrera se reanuda en Courmayeur a las 10:00 de la mañana. Me cago en todo!!!. Ya no estoy a tiempo de reanudarla por lo que se puede y debe considerar que es mi segundo abandono en esta desafortunada (Para mí) prueba. Habrá que intentarlo otra vez el año que viene.

Año 2011
Este es mi año. He hecho unos tiempos muy buenos en todas las pruebas que he participado: Cavalls del Vent, Andorra Ultra Mitic, La Porta del Cel, …. Tengo la moral muy alta y la plena convicción de que este año es el definitivo.
Empieza la carrera ya con malos presagios. Hay una condiciones climatológicas bastante duras y se retrasa 5 horas la salida al mismo tiempo que recortan tiempo y recorrido (No en la misma proporción, cortan mucho más tiempo que recorrido, pero en principio eso a mi no me afecta. A los que si afecta es a los que van pasando controles por los pelos, a estos los están sacrificando a conciencia). Bueno paciencia. Por fin salimos a las 23:30 del viernes. Lluvia y barro a discreción lo que hace que mis tiempos se alarguen un poquito sobre lo previsto, pero poca cosa con lo cual voy pasando controles con un poquito más de tiempo, pero no me preocupa, voy bien y confiado.
Nieve, barro, frío, viento y hasta mucho calor en un momento determinado se van sucediendo hasta llegar a Courmayeur en 15 horas más o menos. Voy muy bien, algún pequeño problema en los pies pero de poca importancia. Al llegar aquí me doy cuenta de que tengo un mensaje en el móvil de que la carrera se alarga 9 kilómetros más y 2 horas. Joder!!. Jarrón de agua fría, pero bueno que se le va a hacer.
Como y me preparo para partir pero antes paso por los servicios y al volver a la mochila veo que no tengo el teléfono móvil que se había quedado al lado de esta. Vuelvo a los servicios por si acaso y tampoco está y me doy cuenta de que me lo han robado.
Empieza un ir y venir a la organización que al principio no me hacían caso, no me dejaron llamar por teléfono para restringir las llamadas de mi móvil, estuve buscando alguien que me dejara llamar a España para hacerlo, nervios, mala ostia …. Total más de una hora y al final perdí toda la motivación por la carrera y me senté a ver pasar gente. Así estuve hasta más de las 5 de la tarde (Yo había llegado a las 2 y pico) hora en que llegaron mis amigos Roque y Dulcet. Pero yo ya no estaba en condiciones anímicas para continuar y cuando cerraron el control de salida de Courmayeur permanecí impasible y quedé fuera de la carrera de forma inmediata.
La verdad es que ahora esa decisión no es defendible, pero fue la que tomé y tengo que aceptarla. Con lo que acumulo mi tercer abandono en la Mítica UTMB.

Y ahora yo me pregunto: ¿Tengo mala suerte?, ¿Gestiono mal esta carrera?, ¿Existe algún maleficio?, ¿O simplemente es que esta distancia no me va y donde me siento más cómodo y de verdad disfruto e incluso a veces con resultados bastante favorables es en carreras de menos de 100 kilómetros?. No lo sé pero creo que ha llegado el momento de hacer un planteamiento diferente y a no ser que cambien bastante las cosas para el año que viene creo que no volveré a Chamonix. Pero tampoco lo puedo afirmar categóricamente. ¿Quién sabe?.

9 comentarios:

MANOLI CXM dijo...

Muchos ánimos, hay más carreras. El móvil en la montaña, cargado totalmente y apagado. Ya que al no haber señal, la va buscando constantemente y se gasta la batería, si lo pierdes apagado, la putada es algo más pequeña.

Suerte y espero que no te sableen la cuenta.

ALAPONT Corre o Muere dijo...

Ánimo Manolo, no sé porqué, pero creo que volverás...lo ví en tus ojos...jaja. Borrón y cuenta nueva!!! Ánimo.

Ultramenos dijo...

¡5 años seguidos! eso si que tenerlos...
Esta ha sido mi primera vez y no llegué al primer control a tiempo, 31Km duró mi UTMB. Ahora mismo no se si volvería, así es que lo tuyo me parece algo "grande".

mcantona dijo...

Manolo, estos gabachos, cortan el bacalao y el año que viene seguro que hacen otra trastá con los tiempos o el recorrido, pero eso a tí no te afecta, solo a nostros los del montón, tu eres semi-elite y por tanto el año que viene movil nuevo y carrera nueva, no te lo pienses, tantas veces la mala fortuna ya no puede ser. Animo!!!, y demuestra a los que vienen detrás lo que un runner en toda regla debe de hacer,...osea avanzar siempre hacia adelante. Un abrazo.

itziarcris dijo...

esta laro que la mala suerte cuando quiere persistir lo hace pero tenamos que ser mas fuerte que eso, eso si tu cuando tienes buena la tienes de verdad y estas que te sales
yo tambien creo como tu que tu distancia innata son cursas de 80 a 100. ahora eso si, si te lo propones eres capaz de hacer lo que sea porque ya lo has hecho eso si sufriendo algo mas .
quiero desearte lo major y muchos animos .
un abrazo sincero de escute

Avi Juan ke noves dijo...

Animo Manola, que lo del movíl solo sea una anecdota, el año que viene a Chamonix de cabeza, que no me entere yo que no vas.

Un abrazo

jmbotula dijo...

Muchisimos animos Manolo.
Seguro que el año que viene estas en la salida y consigues terminarla EN BUENAS CONDICIONES.
No arrojes la toalla.
Salu2

che_etxerat dijo...

Seguramente volverás a sacarte la espina pero quizás tienes que ir con la misión de disfrutar sin importarte el tiempo para quitarte presión.
Respecto a lo de la distancia opino que una vez de hacer varias Ultras de más de 100kms las que no llegan a 100kms parecen entrenos y se les coge la medida siempre y cuando no sea como la de Andorra.
Animo y a seguir entrenando.

Manolator dijo...

Esta claro que volveré, ya que nadie lo duda, yo tampoco lo voy a poner en duda.
O sea que acabo de empezar el entrenamiento para la UTMB 2012.

Ahora hace falta que me toque en el sorteo.

Saludos y muchas gracias.