lunes, 17 de septiembre de 2012

Ultra Trail Montañas Costa Daurada

Ultima prueba de la I Copa Catalana de Carreras de Ultra Resistencia, donde conseguí el 2º puesto de la categoría master (más de 50 años). Con esto he mantenido el 1er puesto de la Copa después de haber conseguido un 2º puesto en UTBCN, un 1er puesto en Coll de Nargó, un 5º puesto en Nuria Queralt y este 2º que al contabilizarse los tres mejores me dá como ganador provisional de la Copa Catalana en la categoría master.

De esta carrera voy a comentar poco porque se repiten las mismas características de las otras: Que si hacía mucho calor, que si muy dura, que si problemas de marcaje, que si pillé un pajarón en el kilómetro nosecuantos, etc., etc. Siempre dependiendo de quien lo cuente y como le haya ido la película. Yo personalmente no suelo quejarme mucho porque ya sé que me meto en algo que no va a ser fácil y que no me voy a encontrar nada de regalo. Si quiero algo cómodo me voy a hacer la cursa de la fiesta mayor de mi barrio y listos.

Pero sí quiero contar una anécdota que me ha ocurrido en esta carrera y que en el momento que me ocurrió no sabía si reir, llorar, cagarme en todo, morirme o yo que sé ....

Ocurrió así: Acababa de salir del control de Mont Ral en el kilómetro 68 de carrera en 11 horas y pocos minutos, según lo previsto y con muchas posibilidades de acabar en menos de 15 horas que era mi objetivo. Quedaban 22 kilómetros y tenía 4 horas para hacerlos y me encontraba bastante bien físicamente.

Bueno pues al rato de salir de Mont Ral adelanté a otro corredor (Fernando) que me preguntó si no debería haber avituallamiento sólido en Mont Ral. Le dije que sí, que había bocadillos, frutos secos y alguna que otra cosa más. Y me contestó que él no lo había encontrado. Entonces entendí lo que había ocurrido. Y es que Fernando se había saltado el control por un despiste porque había una calle que había que hacer de ida y vuelta para pasar por el control pero a unos 50 metros del control había unos conos que dividían la calle y él interpretó que era por allí por donde debía girar y por 50 metros no lo vió.

El caso es que hablando y hablando tomamos la decisión de continuar juntos y en el siguiente control (Capafonts Km 78) contariamos lo que había ocurrido y esperábamos que se solucionara el problema. Y allá que nos enfilamos hacia el siguiente control en medio de la noche y de la profundidad del bosque, hasta que en un momento determinado que Fernando iba delante y siguiendo un camino muy evidente yo me dí cuenta de que hacía rato que no habíamos visto ninguna baliza.

En ese momento saqué el GPS que llevaba sólo para casos de emergencia y entonces ví que nos habíamos desviado bastante del camino a seguir, pero me extrañó que la desviación era bastante pronunciada y lo achaqué a que ... vaya usted a saber cuanto rato hacía que habíamos perdido las balizas.

Entonces decidimos que en vez de retroceder intentaríamos seguir avanzando hasta ver si podíamos enlazar con el track correcto, pero no había manera porque el terreno no nos dejaba. Daba la impresión de que entre nosotros y el track correcto había un barranco bastante grande y no podíamos aproximarnos a nuestra ruta, con lo que decidimos seguir bajando ladera abajo ya que al fondo del valle veíamos luces e intuímos que debían ser del control que buscábamos. Al final y después de muchos tumbos llegamos a una carretera y empezamos a correr por ella hacía lo que parecía en medio de la noche un pueblo pequeño y que debía ser nuestro objetivo: Capafonts.

En eso que apareció un coche por la carretera cuando ya estábamos a unos 200 metros del pueblo, lo paramos y le preguntamos que cómo se llamaba aquel pueblo. Su contestación fué: MONT RAL. Yo no sé si a Fernando le pasó lo mismo, pero a mí se me heló la sangre. De hecho le dije a aquel buen hombre que por favor que aquello era muy serio y que nos dijera la verdad. El hombre contestó muy serio: "Pues yo vivo ahí y eso es Mont Ral".

Entonces descubrimos que durante 2 horas y media y casi 15 kilómetros habíamos estado hacieno un círculo y habíamos vuelto al lugar de partida del último control. Me invadió el desánimo y quise abandonar en ese momento, no por que fisicamente estuviera mal, no. Sino porque anímicamente esto había sido un mazazo que me había dejado KO.

El caso es que llegamos al control (Yo por segunda vez y Fernando por primera ya que se lo había saltado la vez anterior y además aprovechó la oportunidad para fichar) y contamos lo ocurrido y una de las personas que había allí se ofreció a venir con nosotros a ver el punto donde nos habíamos despistado si era por falta de marcaje para subsanarlo. También coincidimos allí con Oscar (Gralla) y Jordi (Nano) y partimos los cinco ¡¡Otra vez en mi caso y el de Fernando!! hacia Capafonts.

LLegamos al punto donde nos habíamos despistado y si bien era verdad que las balizas en ese punto no eran todo lo visibles que era de desear, también he de reconocer que fué un fallo nuestro, no sólo el no verlas, sino el hecho de no haber reaccionado antes. Pero seguía sin entender como me pude desorientar de tal modo que en vez de ir hacia el Oeste primero y Noroeste después que era donde estaba Capafonts respecto a Mont Ral yo lo buscara hacia el Sur y hacia el Sureste. O sea completamente en dirección contraria.

Muchas veces hago bromas acerca de que después de 10 ó 12 horas corriendo por la montaña el cerebro sufre cierta hipoxia por falta de riego sanguíneo y ahora viéndolo friamente es la única explicación que le encuentro al hecho de que dos personas consultando mapas y GPS se empecinaran de esta forma para ir en dirección ¡Totalmente contraria! de la que debían ir.

A partir de ahí seguimos los cuatro juntos Fernando, Oscar, Jordi y yo. No me quedaban ganas anímicas de seguir más rápido, únicamente me hubiese motivado el hecho de que nos adelantara alguien de mi categoría con lo que podría peligrar mi 1er puesto en la Copa, cosa que ya podría haber ocurrido porque cuando pasé la primera vez por Mont Ral iba en el puesto 26 de la general y supongo que no irían muchos de mi categoría por delante, a lo sumo 1 ó 2 y yo con un 4º puesto ya me aseguraba el campeonato. Pero cuando pase la segunda vez ya era el 50 de la general y entonces si que no sé cuantos de mi categoría podían haber pasado.

Hicimos la broma con Oscar de que si nos pasaba alguien le preguntaríamos la edad y si era de mi categoría entonces si que me iría por delante (Suponiendo que pudiera, claro, aunque creo que sí porque iba bastante fresco al haber aflojado el ritmo).

La verdad es que estos últimos kilómetros se hicieron muy amenos con la cháchara y las ocurrencias de Oscar y me alegro de no haber pillado un rebote en Mont Ral y haberlo mandado todo al garete, que a punto estuve.

Al final 18:04 con sprint final en los últimos cien metros que le dejé ganar a Oscar (Ja ja ja) y lo más importante para mi: Era 2º de mi categoría y mantenía el 1er puesto de la Copa Catalana. Los puestos de la general fueron: Fernando que ganó el sprint en el 40 de la general, Oscar el 41, yo el 42 y Jordi el 43.

Ah! por último, Fernando y yo hicimos casi 105 kilómetros en vez de los 90 reglamentarios y encima para Fernando era su debut en una ultra. Vaya estreno machote. Felicidades!!.

12 comentarios:

Avi Juan ke noves dijo...

Felicidades Manola, ahora vaya tela la ipoxia ha sido way, jajaja. Un abrazo

nano dijo...

Manolo, creo que Oscar y yo compartiremos el mismo parecer. Fue un placer compartir esos kilómetros contigo y con Fernando. Felicidades por el éxito de quedar primero en la Copa y ten por seguro, que no será tu último logro.

Manolator dijo...

Hola Rodri, pues si, ahora me rio, pero en ese momento me entró una malaostia .....

Manolator dijo...

Jordi como te he dicho en el foro, fué un gran acierto seguir, gracias en parte a vosotros, y hacerlo todos juntos. Fué una pasada. En caso contrario me hubiese comido mucho el coco el resto de kilómetros.

Gralla Forever dijo...

Manolo fue un verdadero placer por primera vez en mi corta vida deportiva, poder compartir kilómetros y vida contigo, sabes que mi sentimiento hacia ti es muy fuerte y que te respeto muchísimo, pero si hubieras abandonado te la corto cagon.
Y eso que me dejaste ganar en el sprint je je je je, bueno acepto pulpo como animal de compañía.
Un fuerte abrazo amigo, y gracias por dejarte llevar hasta la meta.

Antonio Arias Conejo dijo...

Menudo carreron. Yo soy de tu categoría y admiro todo tu esfuerzo. A ver si coincidimos en alguna.

Sonia dijo...

Que fuerte!!yo creo que lo que querias era hacer más de 100 km, ¿Te pareció corto o el circuito o que?Felicidades por tu posicion en tu categoria. Eres una caña Manolo.

Manolator dijo...

Gralla por eso no abandoné, porque sabía que me ibas a ostiar jajaja.

Manolator dijo...

Antonio, no tengo el placer de conocerte, pero igualmente agradezco tus palabras. Muchas gracias!!.

Manolator dijo...

Pues si Sonia, 100 y pico ya impresiona mas jejeje

Fernando dijo...

Hola Manolo, acabo de llegar al hotel en Sao Paulo y tan solo leer el blog me veo inundado de recuerdos....algunos momentos duros pero en conjunto no me arrepiento para nada de haber continuado, aquí hay que agradecer la fuerza y buen rollo que nos inspiraron tanto Oscar como Jordi, os merecéis un diez.

Para ser mi primera Ultra y mi segunda carrera de montaña (no es broma) no esta mal el montón de experiencia que he pillado. Manolo ha sido como el padre que uno quiere para su primer Ultra, aunque se esforzó tanto que me quiso hacer pasar por todas las etapas que uno se puede encontrar en un Ultra como son, perderse, estar a punto de tirar la toalla, etc.... mi lección mas valiosa es que un Ultra hay que acabarlo. Me recuerda a cuando hice la carrera, que siempre decíamos que nadie se acordaría de la nota que sacaste pero si de la carrera que hiciste, independientemente de si acababas con un 5 o un 9. Lo tenia claro, tenia que acabar aunque me hubiese perdido 5 horas por el monte.
No lo comente en carrera, pero los primeros 43kms tube también problemas estomacales bastante importantes, otra novatada de primer Ultra al querer comer como si se acabara el mundo antes de la carrera sin pensar que había avituallamientos....en fin, que me paso de todo pero todo y esto estoy muy contento por la experiencia y por conocer gente tan especial en este mundillo.
Ahora la próxima es Cavalls del Vent (me confirmaron ayer), espero veros allí aunque esta vez espero no tener tantos problemillas.

Un fuerte abrazo y me llevo muy muy buenos recuerdos tanto de Manolo, Oscar y Jordi, menudo equipazo !!!

ZannaRRuner dijo...

ostras! mañana tengo que hacer esta ultra. Sera mi primera ultra. Y me acabas de acojonar jajajjaajaaa

Gracias por la publicación